Rábanos (Raphanus sativus)

A lo largo de la temporada de desarrollo podemos sembrar in situ rábanos en intervalos de +/- 20 días. Los rábanos pequeños se desarrollan con facilidad y se recolectan en escasas 3 semanas. Podemos utilizar cualquier hueco en la huerta o como intercultivo. Se suelen sembrar en hilera o a voleo, intentando respetar una distancia de al menos 3 cm entre plantas. El rábano se utiliza crudo en ensaladas, sobre todo los pequeños, los rábanos grandes se suelen hervir. Tiene un sabor ligeramente picante, que se puede rebajar si los dejamos en la nevera un día antes de consumir. Esta raíz tiene un valor para la salud muy importante, contiene mucha vitamina C, favorece la cicatrización, inhibe el desarrollo de células cancerosas, ayuda a realizar la digestión… Entre otras muchas cualidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada Obligatorio *