De verde a rojo…

Comienzan a madurar los tomates y poco a poco van tornándose rojos… Esto es anuncio de buena temporada de ensaladas, gazpachos o salsas! La presencia de un tipo de caroteno llamado licopeno es lo que hace al tomate tomar ese color tan característico. Al igual que ocurre con el cambio de color de las hojas en el otoño, muchos procesos vegetativos de las plantas van asociados a un color y a un pigmento orgánico presente en el vegetal. Muchos frutos y hortalizas adquieren un color rojo intenso, anaranjado o amarillo; esta gama de colores “cálidos” viene determinado por la presencia de los carotinoides.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada Obligatorio *