arbusto

Rosal trepador sorpresa…!

En una compra familiar en un vivero familiar apareció esta rosa sorpresa, el clásico capricho fuera de lista… Recuerdo que no tenia una sola hoja y aunque el Rosa banksiae (sin disponible) era el objetivo primero, derivó en esta otra desconocida. Lleva plantada tres inviernos junto a una barandilla con una buena exposición al Sur, trepa tímidamente y va dando bastantes racimos de flores diminutas… Para este verano no espero mucho mas, ni su nombre.

Rosa de Invierno

A pesar de las duras condiciones del invierno, esta rosa encuentra el calor y la luz suficiente para florecer en plena época de reposo… Cada vez es mas frecuente encontrar estas floraciones invernales en los rosales. Inviernos mas suaves y ubicaciones protegidas favorecen esta actividad tan inusual en un arbusto de hoja caduca, que debería esta desnudo de hojas.

Hydrangea paniculata, ¿una hortensia a pleno sol?

Si otros tipos de hortensia no aguantan una exposición soleada continua, esta hortensia arbustiva lo consigue. En un lugar fresco pero soleado, con buena ventilación y protegido del ardiente sol de la tarde, la paniculata es una buena opción. Dos características estéticas de este arbusto son su prolongada floración estival y su coloración otoñal en amarillos. Es de fácil cultivo y de porte considerable (3-4 metros de altura) aunque se la puede contener mediante poda. Las especies de hortensias mas sensibles al sol, como la Hydrangea macrophylla, la quercifolia o la  hortensia trepadora petiolaris, deberían estar siempre ubicadas en lugares frescos a semi sombra, protegidos del sol, aunque se recomienda unos rayos directos en las primeras horas de la mañana para favorecer la floración. A todas las Hydrangea les gusta el riego, sobre todo en lugares con veranos cálidos y secos… Son plantas muy “chivatas” y acusan rápidamente la deshidratación. Ocurre que teniendo el sustrato bien regado; cuando tienen que sufrir la intensidad del sol, el calor, o la sequedad del aire se vienen abajo, recuperándose al llegar el aire fresco de la noche. Por lo que hay que tener cuidado de no regarlas en exceso y anegarlas.

Rosa rosae

Rosa-Rosae_web

¡La historia de la rosa se remonta al origen de los tiempos y sigue siendo la reina del jardín!  Siempre asociada a la belleza y el amor, la rosa siempre ha estado presente en todas las culturas; se tienen datos de que los antiguos jardineros chinos las cultivaban en el 3.000 a.d.C. y los romanos utilizaban sus pétalos en celebraciones, como decoración o plantación ornamental en sus jardines.  La Emperatriz Josefina de Francia fue una promotora muy ambiciosa del cultivo de rosas. En su palacio de Malmaison colecciono rosas y plantas exóticas traídas de su natal Martinica y diversos lugares del mundo. A lo largo del siglo XIX se produce un punto de inflexión en la historia del rosal en Europa. Los rosalistas franceses producen e hibrídan sin parar todas las variedades de rosa antigua de que disponen y comienzan a tener resultados de las hibridaciones con los rosales del lejano oriente… El rosalista francés Jean-Baptiste Guillot crea el primer rosal híbrido de té “La France”, con una bella flor del rosal de té y las características del rosal chino de abundante y remontante floración. Se considera rosal antiguo al rosal anterior a 1867, año de la creación de este híbrido de te.

Acodado aéreo de un madroño

Hay muchas maneras de propagar un arbusto, por semillas, esquejes, división de mata… Gran variedad de arbustos y trepadoras se propagan mediante el acodo,  de manera natural o mediante técnicas de acodo. Cuando queremos acodar un arbusto, pero sus ramas difícilmente llegan al suelo, tenemos que recurrir al acodo aéreo para reproducir nuestro arbusto.

  • En primavera, selecciona un tallo del crecimiento del año anterior y limpia un tramo de 20 cm de hojas y vástagos laterales.
  • Envuelve el tallo con un cucurucho de plástico negro, cerrando la parte inferior con un cordel, cinta o alambre.
  • Hay que rellenar la bolsa del acodo con una mezcla bien aireada de turba o sustrato de arraigue.
  • Para estimular el desarrollo de raíces, se suele “herir” el tallo. En nuestro caso aplicamos un corte longitudinal, en el sentido del crecimiento, y lo rellenamos de musgo.
  • Se termina de rellenar el acodo, se riega hasta estar humedecido y se cierra el acodo presionando bien el sustrato.
  • Vigilar que mantenga la humedad durante todo un año. En la primavera siguiente vigilar si ha enraizado, cortar por debajo del acodo y trasplantar a un sitio protegido. Si no ha enraizado, cerrar el acodo y mantener unos meses mas.

Parece que ya llega el calor!

primavera2014

Estos días tontos de primavera, que uno no sabe si estar en manga corta o jersey, son los mejores para agarrarse un buen resfriado… Y también para disfrutar con el despliegue de colores que ya esta en marcha. Los prunos, los viburnum, los iberis, forsitias, crocus, están ya abriendo sus flores y solo esperaban estos días de calor. Conviene no relajarse y cuidar de nuestras plantas mas delicadas por si vuelve el frío.